Havana Club

El emblemático ron cubano es la marca internacional de ron Nº 3, apreciada en todo el mundo por su sabor auténtico.

Havana Club Gama

havana-sugarcane

Main markets for Havana Club

map-havana
  • 1. Cuba
  • 2. Alemania
  • 3. Francia
  • 4. Italia
  • 5. España 

Havana Club en cifras

N°3
Marca de ron internacional del mundo
N°1
Marca de ron Super Premium
4.6
millones de cajas vendidas en el mundo

Havana Club news

¡No hay noticias relacionado con esta marca!

Savoir-faire

Havana Club es fruto de la más pura tradición cubana con su caña de azúcar de alta calidad y su lenta destilación en columnas especialmente diseñadas para obtener un aguardiente de potentes aromas.
El aguardiente reposa luego en barricas de roble blanco que le dan su color, su bouquet y su complejidad, antes de mezclarse con un destilado de caña de azúcar fresca que da vida al ron fresco. Éste se deja añejar antes de mezclarse. Estas operaciones se repiten hasta que los Maestros del Ron Cubano están satisfechos.
Todos los productos de la gama Havana Club se añejan naturalmente, sin aceleración artificial.
 

 

Historia de Havana Club

siglo XV
1800
Finales del s. XIX
Hoy

Este nuevo ron se convirtió en el aliado perfecto de los bármanes a principios del s. XX, cuando los cubanos descubrieron la mixología. La llegada de la prohibición hizo que el turismo norteamericano a La Habana se disparara, fraguando así la reputación internacional de sus bármanes locales, llamados Cantineros.

El proceso de fabricación se perfecciona en los años 1800 con la utilización de alambiques de cobre y con el añejado del alcohol en tinajas enterradas. 

Cuando las nuevas tecnologías llegaron a los mercados a finales del siglo XIX, los productores de ron cubanos fueron de los primeros en adoptar la destilación continua. Su desbordante creatividad les permitió apreciar enseguida todo el potencial ofrecido por esta tecnología para elaborar, a partir de las magníficas materias primas de las que disponían, un nuevo estilo de ron, más fresco y ligero, pero genuinamente cubano.

Los Cantineros han desarrollo su propia coctelería inspirándose en los rones cubanos como Havana Club para crear clásicos como el Daiquiri, el Mojito, el Presidente o el Cubalibre. Hoy en día, los cócteles cubanos elaborados con rones cubanos siguen siendo una de las bebidas favoritas en todo el mundo.

Este nuevo ron se convirtió en el aliado perfecto de los bármanes a principios del s. XX, cuando los cubanos descubrieron la mixología. La llegada de la prohibición hizo que el turismo norteamericano a La Habana se disparara, fraguando así la reputación internacional de sus bármanes locales, llamados Cantineros.

El proceso de fabricación se perfecciona en los años 1800 con la utilización de alambiques de cobre y con el añejado del alcohol en tinajas enterradas. 

Cuando las nuevas tecnologías llegaron a los mercados a finales del siglo XIX, los productores de ron cubanos fueron de los primeros en adoptar la destilación continua. Su desbordante creatividad les permitió apreciar enseguida todo el potencial ofrecido por esta tecnología para elaborar, a partir de las magníficas materias primas de las que disponían, un nuevo estilo de ron, más fresco y ligero, pero genuinamente cubano.

Los Cantineros han desarrollo su propia coctelería inspirándose en los rones cubanos como Havana Club para crear clásicos como el Daiquiri, el Mojito, el Presidente o el Cubalibre. Hoy en día, los cócteles cubanos elaborados con rones cubanos siguen siendo una de las bebidas favoritas en todo el mundo.

Este nuevo ron se convirtió en el aliado perfecto de los bármanes a principios del s. XX, cuando los cubanos descubrieron la mixología. La llegada de la prohibición hizo que el turismo norteamericano a La Habana se disparara, fraguando así la reputación internacional de sus bármanes locales, llamados Cantineros.

El proceso de fabricación se perfecciona en los años 1800 con la utilización de alambiques de cobre y con el añejado del alcohol en tinajas enterradas. 

Cuando las nuevas tecnologías llegaron a los mercados a finales del siglo XIX, los productores de ron cubanos fueron de los primeros en adoptar la destilación continua. Su desbordante creatividad les permitió apreciar enseguida todo el potencial ofrecido por esta tecnología para elaborar, a partir de las magníficas materias primas de las que disponían, un nuevo estilo de ron, más fresco y ligero, pero genuinamente cubano.

Los Cantineros han desarrollo su propia coctelería inspirándose en los rones cubanos como Havana Club para crear clásicos como el Daiquiri, el Mojito, el Presidente o el Cubalibre. Hoy en día, los cócteles cubanos elaborados con rones cubanos siguen siendo una de las bebidas favoritas en todo el mundo.