Ballantine's

Ballantine’s es un whisky escocés blended creado en 1827 por George Ballantine, un empresario que inventó un método propio para producir un whisky de la mejor calidad. Elaborado en Escocia, la cuna del whisky escocés, Ballantine’s posee una de las gamas de whiskies blended escoceses más completas.

Ballantine's Gama

blue-ballantines

Main markets for Ballantine's

map-ballantines
  1. Francia
  2. España 
  3. Polonia
  4. Alemania
  5. Brasil

Ballantine's en cifras

N°1
Escocés de Europa por volumen (IWSR 2015)
N°2
Whisky Escocés del mundo por volumen (IWSR 2015)
7,1
millones de cajas vendidas en el mundo

Ballantine's news

¡No hay noticias relacionado con esta marca!

Savoir-faire

Elaborados dentro de la más pura tradición escocesa, los whiskies escoceses de Ballantine’s son los primeros producidos con la técnica del añejado en barricas de roble. Con un sabor suave y equilibrado, y un estilo elegante, los whiskies Ballantine’s provienen de una mezcla compleja de single malts y de whiskies de grano de las cuatro grandes regiones del whisky escocés: el Speyside, las Highlands, Islay y las Lowlands.

Historia de Ballantine's

1827
1869
1895
1910
1938

La historia del whisky escocés Ballantine’s se remonta a 1827, cuando George Ballantine ofrece grandes whiskies escoceses a una clientela distinguida en su tienda de comestibles de Edimburgo. 

En 1869, George extiende su negocio a Glasgow en compañía de sus dos hijos. Con el nombre de George Ballantine & Son, su establecimiento empieza a exportar whiskies blended al extranjero, reconocidos por su calidad y su carácter suave. 

En 1895, la reina Victoria concede a George Ballantine & Son un Royal Warrant (distinción de proveedor oficial de la reina), el máximo reconocimiento por la prestigiosa reputación de la compañía.

A principios del s. XX, la marca se desarrolla. Lanza Ballantine’s Finest en 1910. Ballantine’s 30 años en los años 1930 y se exporta a los mercados americanos, europeos y asiáticos.

En 1938, George Ballantine & Son recibe su propio escudo de armas y es reconocida como una «sociedad noble dentro de la noble sociedad escocesa». Desde entonces, el blasón de la casa figura en cada botella de Ballantine’s junto a la bandera escocesa y los cuatro elementos fundamentales de su elaboración: la cebada, el agua, el alambique y la barrica de roble.

 

La historia del whisky escocés Ballantine’s se remonta a 1827, cuando George Ballantine ofrece grandes whiskies escoceses a una clientela distinguida en su tienda de comestibles de Edimburgo. 

En 1869, George extiende su negocio a Glasgow en compañía de sus dos hijos. Con el nombre de George Ballantine & Son, su establecimiento empieza a exportar whiskies blended al extranjero, reconocidos por su calidad y su carácter suave. 

En 1895, la reina Victoria concede a George Ballantine & Son un Royal Warrant (distinción de proveedor oficial de la reina), el máximo reconocimiento por la prestigiosa reputación de la compañía.

A principios del s. XX, la marca se desarrolla. Lanza Ballantine’s Finest en 1910. Ballantine’s 30 años en los años 1930 y se exporta a los mercados americanos, europeos y asiáticos.

En 1938, George Ballantine & Son recibe su propio escudo de armas y es reconocida como una «sociedad noble dentro de la noble sociedad escocesa». Desde entonces, el blasón de la casa figura en cada botella de Ballantine’s junto a la bandera escocesa y los cuatro elementos fundamentales de su elaboración: la cebada, el agua, el alambique y la barrica de roble.

 

La historia del whisky escocés Ballantine’s se remonta a 1827, cuando George Ballantine ofrece grandes whiskies escoceses a una clientela distinguida en su tienda de comestibles de Edimburgo. 

En 1869, George extiende su negocio a Glasgow en compañía de sus dos hijos. Con el nombre de George Ballantine & Son, su establecimiento empieza a exportar whiskies blended al extranjero, reconocidos por su calidad y su carácter suave. 

En 1895, la reina Victoria concede a George Ballantine & Son un Royal Warrant (distinción de proveedor oficial de la reina), el máximo reconocimiento por la prestigiosa reputación de la compañía.

A principios del s. XX, la marca se desarrolla. Lanza Ballantine’s Finest en 1910. Ballantine’s 30 años en los años 1930 y se exporta a los mercados americanos, europeos y asiáticos.

En 1938, George Ballantine & Son recibe su propio escudo de armas y es reconocida como una «sociedad noble dentro de la noble sociedad escocesa». Desde entonces, el blasón de la casa figura en cada botella de Ballantine’s junto a la bandera escocesa y los cuatro elementos fundamentales de su elaboración: la cebada, el agua, el alambique y la barrica de roble.